jueves, 20 de marzo de 2008

LA GLORIOSA GUARDIA SUIZA..UNA TRADICION EN DECADENCIA?

Hace mas de 500 años el capitán Kaspar von Silenem en compañía de 150 hombres, procedentes de los cantones de Zurich y Lucerna, entraron en la Santa Sede del Vaticano para proteger al Papa Julio II y conformar lo que asi sería el ejercito mejor pagado y mas antiguo del mundo.
El Vaticano es el Estado mas pequeño de Europa y para muchos creyentes y no creyentes es algo curioso que contando con tan solo 282 residentes permanentes (la casi totalidad de personas ahí son turistas) pueda tener un ejercito de 110 guardias suizos.
¿Qué guarda con tanto celo esta ciudad?¿Acaso no basta en este tiempo la guardia civil o la gendarmería vaticana para asumir la tarea de proteger de manera más segura y más profesional al Papa?
Quizás mas que un ejercito que proteja al Sumo Pontífice, el Vaticano este preservando una manifestación folklórica que atrae año tras año a miles de turistas, o existen razones mas oscuras y celosamente guardadas dentro de las paredes del Vaticano?
¿Por qué deben ser solo altos, rubios, jovenes, solteros y....hombres? Me imagino, sin estar fundamentada del todo en mi apreciación, que el porte o aspecto de sus guardias tendrá un porqué. No sé si pretendan en su imaginación asemejarlo a una guardia celestial
En ésta época en que su objetiva innecesariedad bélica es cada mas evidente se cultiva la sospecha de que su competencia profesional anide en la guerra de los cuerpos en consonancia con la no menos sospechosa proclividad célibe del cuerpo funcionarial del vaticano.

CONOCIENDO SU HISTORIAEsta guardia fue fundada por el Papa Julio II en 1505 para uso exclusivo y permanente de un personal que cuidara las 24 horas al papa. En esa época los mercenarios suizos habian adquirido buena reputación debido a las Guerras de Borgoña. La fecha oficial de fundación es el 21 de enero de 1506. Desde entonces ha variado enormemente en número y composición, e incluso se ha disuelto por completo en algunas ocasiones.
Su primer y más significativo choque sucedió el 6 de mayo de 1527, cuando 147 de los 189 Guardias Suizos (el 77,78% de la fuerza, incluyendo a su comandante), murieron luchando contra las fuerzas de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos V, durante el Saco de Roma. La resistencia a ultranza permitió que el Papa Clemente VII escapara por Passetto di Borgo, escoltado por los restantes 40 Guardias. El último lugar de resistencia durante el Saco estaba situado hacia el lado izquierdo de la Basílica de San Pedro, cerca del Campo Santo Teutonico (el Cementerio Alemán).

SUCESOS TURBIOS
- Hace un par de años un agente de la Gendarmería Vaticana, Alessandro Benedetti, de 26 años, se suicidó dispararse un tiro en la cabeza en un baño del cuartel donde se alojaba, sin conocerse en la actualidad los verdaderos motivos del porque lo hizo

- La seguridad del papa fue cuestionada en 1981 al no mostrarse la efectividad de su guardia cuando el turco Ali Agca intentó asesinar a Juan Pablo II
Los guardias, obligados a respetar una antigua regla medieval que les prohibía dar la espalda al papa, evidentemente no pudieron percibir a tiempo al criminal en medio de la muchedumbre. Y el arma con la que están equipados, una antigua alabarda, ciertamente no fue lo más eficaz...
No debemos olvidar que su verdadera misión es proteger al papa y no pavonearse en sus bellos uniformes, como es muy a menudo el caso.

- Otro suceso no aclarado fue el del asesinato de el flamante comandante Alois Estermann y su esposa, la venezolana Gladyus Meza Romero, que según reportes del Vaticano fueron “oficialmente” asesinados a pistoletazos por el cabo Cedric Tornay, que inmediatamente se suicidó, según la versión oficial pero para la madre del cabo sigue insistiendo que fue un asesinato mas.
Esto no me parece nada raro ya que los que conforman el vaticano son todos del mismo grupo político PCAR (Partido Católico Apostólico y Romano) y que para casos incluso los de la muerte del papa realizan un entierro rápido sin pasar por el CSI que confirme la muerte, de hecho , no hay autopsias ni mucha investigación. Lo que diga la iglesia..es. y lo que haya sucedido con el cabo Cedric quedará dentro de las páginas de los Secretos mejor callados de la Iglesia”

VESTIMENTALa vestimenta recuerda el esplendor de las antiguas cortes, la alegría y la dulzura del vivir que eran inherentes al Antiguo Régimen. Este uniforme expresa la alegría de ser soldado, de combatir y de estar al servicio del Papa. Aunque también el color rojo simboliza la sangre derramada en defensa del Papado.
Sin embargo, este uniforme tiene también un significado simbólico porque recuerda el pasado de la Guardia y su capacidad de resistir al tiempo. Suiza está muy ligada a esta tradición histórica y no parece dispuesta a renunciar...
La Guardia Suiza y su manera de presentarse forman parte de una tradición. Esto se justificaba posiblemente en otro tiempo, cuando los Confederados fueron obligados a servir como mercenarios un poco en todos los ejércitos del mundo para ganar con qué vivir. Pero hoy ya no es así.
El hecho de que la conservación de este uso prácticamente no genera objeciones en Suiza no me sorprende. Nos dejamos conmover por las tradiciones.
Entonces me pregunto si es que la religión también no es meramente un folklore?

ACTUALIDAD
Actualmente la Guardia Suiza no pertenece a ninguna otra organización: su función exclusiva es la de ejército del estado soberano de Ciudad del Vaticano. Está compuesta por unos cien soldados: cuatro oficiales, 23 mandos intermedios, 70 alabarderos, 2 tamborileros y un capellán. Se les entrena en procedimientos y manejo de armas modernas (como el fusil suizo SIG 550), aunque también se enseña a manejar la espada y la alabarda.
La mayoría de ellos son atraídos por sus sentimientos y creencias religiosas pero a otros los atrae su vocación mercenaria y el aprendizaje de nuevas armas y prácticas defensivas, de ahí que existan cierto enfrentamiento entre los que integran este ejercito.En la celebración de sus 500 años se platearon las posibilidades de incluir dentro de sus filas a las mujeres, a lo cual el Coronel Elmar Mader, aclaró que una de las guerras que no quería asumir era la de los sexos.
"No puedo imaginar que abriéramos la Guardia Suiza a las mujeres", dijo en respuesta a una pregunta, y agregó que los barracones del Vaticano eran "pequeños y estrechos" y que no quería dificultades disciplinarias.
"Son jóvenes y no quiero añadir problemas. No estoy diciendo que las mujeres no estén cualificadas para estar en las fuerzas de seguridad, pero esta es una cuestión de disciplina"

Lo que si me ha quedado claro es que actualmente los jóvenes ya no sienten la misma vocación por pertenecer a este grupo selecto. Suiza es un país muy próspero y la paga para estos soldados no es muy buena aunque se les de comida y alojamiento gratis. Quizás en un futuro se pierda en el tiempo este ritual que a pesar de cualquier comentario a favor o adverso sigue siendo parte de la historia de la humanidad y que a preservado al tiempo