domingo, 26 de octubre de 2008

EL PUENTE MAS LARGO DEL MUNDO


Acabo de ver un documental en Discovery Channel el cual, antes de empezar a crear este post, ya había generado una polémica sobre la existencia o no de un puente que uniría Alaska con Rusia.
Me encontraba en la cocina cuando escuche que mencionaban dicho puente y pregunté extrañada si esa estructura ya existía o era algo que se realizaría a futuro, a lo cual me respondieron que ya existía. Por Dios!! Como podría yo creer que algo que sería mucho mas importante y publicitado que la caída del muro de Berlín no hubiera llegado a mis oídos?
Muy Fácil….esto solo es un proyecto sobre una de las obras de ingeniería más descomunales que se pueda imaginar. El proyecto, desde luego, supondría una catástrofe ecológica de dimensiones insospechadas sobre una de las últimas reservas naturales del mundo, pero esto no tendría mucho peso si se trata de garantizar el suministro de combustible a la nación más poderosa de la Tierra ya que construir este puente sobre el estrecho de Bering además de unir Europa y América por carretera y ferrocarril, crearía un oleoducto por el mismo trazado.
Mito o realidad, esa es la cuestión, el ‘Intercontinental Peace Bridge‘ (Puente intercontinental de la paz) es un ambicioso proyecto que consiste en la construcción de un puente que atraviese el estrecho de Bering, desde el cabo Dezhnev en Siberia (Rusia) hasta el cabo Principe de Gales en Alaska (EE.UU)… Una vez levantado, el puente contaría con tres alturas, una superior para camiones y coches, otra central para los trenes de alta velocidad y una tercera para las grandes tuberías de petróleo que permitirían el intercambio de crudo entre los dos continentes.

El hombre genera sus propios retos.-
Actualmente, ingenieros y arquitectos se encuentran trabajando en este proyecto desde hace más de 30 años y aunque parece una idea algo descabellada y que quizás no llegue nunca a llevarse a cabo, los estudios que se han realizado para su construcción han ayudado a construir otros puentes que presentaban problemas para su diseño en el resto del mundo
Para hacerse una idea de lo impresionante del proyecto, el puente tendría cerca de 100 kilómetros de largo, tres niveles y mares de icebergs surcando las aguas en derredor. Icebergs tan grandes que hacen que el que chocó con el Titanic sea un juguetito a su lado. De las temperaturas, mejor no hablar porque con picos de 60 grados bajo cero, sólo se podría trabajar durante 4 meses al año y por ello todo el puente se llevaría prefabricado.

A pesar de las dificultades, el proyecto contaría con una ventaja natural nada despreciable, como es la existencia de las islas Diómedes justo a mitad de camino. De esta manera, sería necesaria la construcción de dos tramos de 40 km, igualando cada uno de ellos la longitud del mayor puente existente en la actualidad, el situado sobre el lago Pontchartrain, en Nueva Orleáns.

Algunos visionarios.-
La idea de construir un puente sobre el estrecho de Bering ha sido un sueño largamente acariciado por algunos ingenieros y uno de los mayores retos tecnológicos de la Humanidad. Hace más de un siglo que la idea de cruzar el estrecho de Bering está en la mente de algunos emprendedores, Guillermo Guilpin, gobernador de Colorado ya quiso hacerlo en tren en 1890, quería unir el mundo entero por medio de una red de ferrocarril y en 1905 el Zar Nicolas II pensó en hacer un tunel que uniese los dos extremos, pero el estallido de la I Guerra Mundial y la participación de Rusia en esta acabó con las esperanzas de concluir el proyecto.

Su construcción.-
En el programa transmitido por el Discovery Channel, los autores del fascinante documental “Bering Strait Bridge” especulan sobre esta posibilidad desde un punto de vista técnico, analizando los elementos que se harían necesarios para construir semejante estructura. Dadas las condiciones meteorológicas de la zona, el puente no solo tendría que superar las dimensiones hasta ahora conocidas sino que tendría que enfrentarse a un mar enfurecido, a la embestida de gigantescos icebergs y a temperaturas de hasta 50 grados bajo cero.
Esta circunstancia obligaría a construir unos pilares lo suficientemente fuertes como para resistir las embestidas de los grandes témpanos que cruzan el mar de Bering. Para ello, se calcula que los pilares deberían tener un peso de unas 50.000 toneladas y una altura de 40 plantas, además de estar provistos de un diseño afilado como el casco de un buque rompehielos. En total, para cubrir la distancia de 85 kilómetros que separa los territorios de Siberia y Alaska, serían necesarios más de 200 pilares y el hormigón empleado daría para construir 140 Empire State Buildings…..
Na, guará!! Eso hace que el puente que atravieso para llegar al Manzano sea como el pelo de una pulga situada sobre el lomo de un elefante…y el elefante es el Bering Strait Bridge, obvio.