domingo, 10 de mayo de 2009

El mas grande amor

Hay días en que uno sin querer se topa con historias que nos hacen reflexionar sobre lo poco que hacemos en la vida y como para otras personas su vida es entrega total... y es que hay historias que nos conmueven, que son un compromiso contra el egoísmo en el que vivimos.

Un día un hijo le pregunta a su padre:
- Papá corremos una maratón? Y su padre dijo… Si!
- Papá corremos el siguiente maratón? A lo que el padre le respondió de nuevo..Si!!
- Papá y podremos con el IROMAN?.....Por supuesto que si!! Respondió de nuevo el padre.

Hasta aquí esta historia no tiene nada de especial pero me faltaba mencionar que no se trata de un padre y un hijo cualquiera. Se trata nada mas y nada menos que del equipo Hoyt conformado por Dick y Rick Hoyt.
Dick es un australiano Teniente Coronel retirado de la Fuerza Armada de los Estados Unidos en la Guardia Nacional Aérea y Rick su hijo minusválido que logro un Grado académico de la Universidad de Boston en Educación especial y ahora trabaja en el Colegio de Boston. Ellos continúan compitiendo en carreras y además, son Oradores motivacionales.
Rick Hoyt, nació en 1962 en Massachussets y debido al poco oxigeno que recibió en el momento del parto cuando el cordón umbilical se le enredó en su cuello sufrió de parálisis infantil. Gracias a que sus padres ignoraron el diagnóstico de los médicos que indicaron que el se mantendría en un estado vegetal persistente y a los ingenieros de la Universidad Tufts, que reconocieron que su sentido del humor indicaba inteligencia, a la edad de 12, Rick fue capaz de aprender a usar una computadora especial para comunicarse, usando movimientos de su cabeza. Las primeras palabras que él logró escribir fueron "Vamos Bruins!", es entonces que la familia comprendió que era un fanático de los deportes.
Dick es considerado el padre más fuerte del mundo ya que ha roto la barrera de la inmovilidad de su hijo, de 43 años, para conocer su país y elevar el sacrificio a la categoría de hazaña, sin duda un hombre de hierro, unos hombres de hierro en un mundo de barro.
Ellos entraron a su primera carrera en 1977, una carrera benéfica de 5 millas para un jugador de lacrosse lesionado que fue compañero de escuela de Rick.

Hasta junio del 2005, el Equipo Hoyt participó en un total de 911 eventos, incluyendo 206 Triatlónes (6 de los cuales fueron competiciones Ironman), 20 Duatlónes y 64 Maratones, incluyendo 24 Maratones de Boston consecutivas. Ellos además han manejado bicicleta y corrido a lo largo de los Estados Unidos en 1992, una jornada de 3,735 millas que les tomo 45 días.

Cuando una vez se le preguntó a Rick que cosa desearía darle a su padre, el respondió "La cosa que yo más quiero es que mi padre se siente en la silla y que yo pueda empujarlo."


El ser humano capaz de lo peor a veces alberga los sentimientos más altos. Esa es la esperanza para el futuro.
Esa fuerza de voluntad innata mas allá de la genética y del sentido común es el verdadero amor por los hijos.