lunes, 7 de junio de 2010

     Cuando el mundo es un prostíbulo

Tráfico sexual. Un escritor denuncia el negocio millonario del tráfico de mujeres y la vida atroz del millón largo de mujeres esclavizadas


Las niñas y jóvenes que se ofrecen por unas pocas rupias en los prostíbulos gigantescos de Kamathipura en Bombay no son muy diferentes de las adolescentes del este europeo encerradas en clubes de alterne de Mestre, cerca de Venecia. Unas y otras son esclavas sexuales. Más de un millón de adolescentes y de mujeres jóvenes alimentan este sórdido negocio que da miles de millones de dólares de beneficios al año. Mujeres vendidas, engañadas o raptadas por los grupos que controlan el tráfico sexual.
 
¿Cómo se desarrolla la trata en el mundo global? ¿Quiénes son sus víctimas y quiénes los verdugos? "Las víctimas son mujeres jóvenes, pobres, muchas pertenecen a minorías étnicas, o proceden de países inestables y están desesperadas por emigrar. También los campos de refugiados son terreno propicio para reclutarlas", explica Siddharth Kara, en conversación telefónica desde su casa de Los Ángeles. Es autor de un libro sobre el tema, "Tráfico sexual. El negocio de la esclavitud moderna", que publica ahora Alianza Editorial. Kara, de 35 años, ex empleado del banco de negocios Merrill Lynch, dejó su lucrativo trabajo para iniciar en el año 2000 una serie de viajes por el mundo que le llevarían a través de tres continentes al corazón del tráfico sexual.
Ler mas de éste artículo en SENTIRES