lunes, 7 de junio de 2010

Revuelo científico  por Brooke Greenberg, 

                            "la niña que no envejece"


No crece, pero ¿envejece? Nació hace diecisiete años y tiene dientes de leche, pesa siete kilos y mide 75 centímetros. La comunidad científica se está volviendo loca buscando respuestas, porque Brooke Greenberg podría ser la clave para entender el envejecimiento. Una mujer de 17 años atrapada en el cuerpo de un bebé. Algunos ya hablan de "eterna juventud" y han llegado a calcular que si su ritmo de crecimiento no varía, podría llegar hasta los 150 años con la apariencia de una niña.

Según publica The Times, ningún médico le pone nombre al trastorno que padece Brooke y su caso parece ser el único en el mundo. El interés de los expertos va en aumento al pensar que, de identificar cómo funcionan los genes implicados en su envejecimiento, se podría llegar a conocer algunas de las claves de la vejez. Como explica el diario británico, pese a que por fuera no envejece, su organismo sí va cumpliendo años y en varios momentos se ha temido por su vida al sufrir infartos cerebrales, espasmos, úlceras y dificultades respiratorias.

http://www.libertaddigital.com/salud/revuelo-cientifico-por-brooke-greenberg-la-nina-que-no-envejece-1276392312/

Como si el tiempo se detuviera dentro de una cuna, Brooke Greenberg tiene 16 años de edad, aunque su madre, cuando alguien le pregunta, dice que tiene 16 meses. Brooke pesa un poco menos de 8 kilos y mide  76 centímetros, no habla, pero muestra sus emociones a través de risa y gestos faciales y claramente reconoce a las personas.

El DR. Richard Walker, del Colegio de Medicina de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa, dice que el cuerpo de Brooke no se desarrolla como una unidad coordinada, sino como partes independientes fuera de sincronía. Pero nunca le han diagnosticado una enfermedad genética o una anomalía en sus cromosomas. Brooke (¿es una adolescente o una bebé, cómo decirlo?) a sus 16 años aún tiene dientes de leche y una edad ósea mucho menor. Ha sobrevivido siete úlceras perforadas, a los 4 años cayó en un letargo de 14 días, pero aún así su familia la considera el núcleo de su felicidad.

"Se ve como de 6 meses, pero tiene una personalidad como la de una niña de 16... Algunas veces bromeamos de cómo se rebela", dice Caitlin, su hermana de 19. Brooke tiene tres hermanas, todas con un desarrollo normal.

Su madre, Melanie, dice que a Brooke le encanta ir de compras. "Justo como  a una mujer".

Pese a su peculiar condición, su familia confía en que Brooke es feliz y que tal vez pueda ayudar a encontrar el secreto de qué es lo que nos hace envejecer y como detenerlo. "Todos estamos aquí por alguna razón, y tal vez esa sea la razón de Brooke".

El doctor Walker, quien ha estudiado el ADN de Brooke en búsquda de una mutación genética nunca antes vista, cree que posiblemente en ella se encuentre el mítico gen del anti-envejecimiento y se pueda aislar. Y aunque sería controversial su utilidad para crear una élite de inmortales, por ejemplo, cree que al menos podría servir para astronautas que viajen largas distancias en el espacio en búsqueda de civilizaciones extraterrestres. "Aunque por ahora, todo es conjetura".
Una bebé adolescente en el seno de una familia de clase media en Baltimore: un extraño lugar para encontrar la fuente de la juventud que nos lleve a galaxias lejanas, pero tal vez  "the world, it's a weird place".

http://pijamasurf.com/2009/06/brooke-greenberg-la-nina-que-no-envejece/

(Post reclutado del blog de SENTIRES)