domingo, 16 de septiembre de 2007

Cada Niño Héroe, Murió por la Patria..!!

No hace muchos días, por la mañana, ya un poco apresurado por acercarse la hora del trabajo, mientras desayunaba algo ligero decidí ver el noticiero... Ese día algo “cargado” de notas complicadas... Pero hubo algo interesante que llamó mi atención… “La Cápsula” de Félix Cortés Camarillo, El Minuto Milenio, esa mañana la dedicó a hablar y recordar de una manera que francamente me dio un enorme gusto acerca de la Gesta de Los Niños Héroes de Chapultepec, sobre todo al recordar aquellas frases de la época primaria y secundaria del colegio... Murió por la Patria..!!, y es que en México, cada 13 de Septiembre, apenas 3 días antes de la conmemoración de nuestra Independencia, aunque tuvo lugar en otro año, 1847, hay un evento que da inicio a nuestros festejos y reflexiones de carácter patriótico: La Batalla en el Castillo de Chapultepec.





Juan de la Barrera, Juan Francisco Escutia, Francisco Márquez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez, son los nombres de aquellos jóvenes ilustres que defendieron aquel fortín en contra del invasor. Hay algunas historias entretejidas al borde de la que cuando éramos niños nos narraban los maestros, y seguramente la original por ellos platicada y que a su vez les fue transmitida por el sistema educativo no sea genuina y autentica tal y como la conocemos, en la que hasta peliculesco parecen algunos episodios del acto de los Niños Héroes, sin embargo, a pesar de que algunos aseguren que no es tan excelso el supuesto heroísmo que se busca enaltecer, ni que eran tan Niños, y varias cosas mas que se cuentan en su contra, mas quizás por ir en contra del gobierno y su paternalismo malamente aplicado y la insistente creencia de que el pueblo vive todo en el engaño, adormilado, casi hipnotizado por unos cuantos buenos hechos y promesas incontables que jamás encontraran concertación.., si vale la pena darle realce a lo sucedido en aquella ocasión, tomarlo como ejemplo, al menos de valentía, amor al país, sin importar mucho sus gobernantes (Cabe recordar que Santa Anna lo era en ese entonces), y la búsqueda por valores, identidad y grandeza a la que otros han tenido acceso.


Bien, recordando aquellos tiempos, como leyendo los libritos de historia encontramos:

Este episodio de la Historia de México inicia en el año de 1846 siendo presidente de México Antonio López de Santa Anna, durante el cual ocurre la guerra de Estados Unidos contra México.

La guerra fue declarada por el presidente James Polk con fines expansionistas, ya que pretendían apoderarse de las provincias mexicanas de Alta California, Nuevo México y, en caso conveniente, de Chihuahua.

Durante el tiempo que duró la guerra (del 8 de marzo de 1846 al 30 de mayo de 1848), en México reinaba la anarquía: en ese periodo hubo siete presidentes y sólo siete de los 19 estados que en esa época formaban la federación mexicana participaron en la defensa de la soberanía nacional.

Esta intervención por parte de Estados Unidos contó con varias campañas, una de ellas la de Veracruz-México. La batalla de Chapultepec pertenece a la última parte de esta campaña. El 13 de septiembre de 1847, las fuerzas norteamericanas decidieron tomar el castillo de Chapultepec donde se alojaba desde hacía 3 tres años el Colegio Militar.

En el Colegio Militar como su nombre lo dice estudiaban los jóvenes que deseaban hacer carrera en el ejército. Fue ahí donde 6 cadetes dieron la vida para salvar a su patria, sus nombres son: Juan de la Barrera, Juan Escutia, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez, y Francisco Márquez, todos ellos tenían edades de entre 13 y 17 años; cuentan que cuando todo había acabado un oficial norteamericano observando el rostro de los cadetes muertos, dijo lleno de sorpresa algo como: "¡Pero si son apenas unos niños!". Tal fue el origen de la expresión "Los niños héroes".

La batalla en Chapultepec comenzó con un intenso bombardeo de artillería, ocasionando graves estragos al edificio y a la infantería que lo defendía, que poco pudo hacer ante el alcance de los cañones. La defensa de Chapultepec estuvo el mando del general Nicolás Bravo, quien disponía de 200 cadetes del Colegio Militar y 632 soldados del Batallón de San Blas, al mando del teniente coronel Felipe Santiago Xicoténcatl, además, Antonio López de Santa Anna llevó al pie del cerro a 450 hombres. Derrotado el batallón de San Blas, los norteamericanos atacaron por el poniente y el sur del Colegio Militar, donde fueron detenidos durante algunas horas por los cadetes; pero más tarde las divisiones de Quitman y Pillow lograron escalar el Castillo. En el interior del inmueble la lucha fue cuerpo a cuerpo; finalmente, la heroica resistencia de sus defensores cedió ante la superioridad numérica y material de los norteamericanos quienes tomaron el edificio e hicieron prisioneros al general Nicolás Bravo, Mariano Monterde –director del Colegio– y varios alumnos sobrevivientes.

Después de ser ocupada la Ciudad de México, el 2 de febrero de 1848, en la sacristía de la Basílica de Guadalupe fue firmado el convenio con el que se dio fin a la guerra. Con el Tratado de Guadalupe Hidalgo, México perdió gran parte de su territorio. Reconocía al Río Bravo como límite meridional de Texas; además, cedía a los Estados Unidos norteamericanos los territorios de Nuevo México y Alta California. Por su parte, el gobierno norteamericano se comprometía a pagar las reclamaciones de sus ciudadanos contra México, a no exigir compensaciones por los gastos de guerra y a pagar 15 millones de pesos por los territorios cedidos.

Así el 13 de Septiembre son recordados todos los héroes que dieron su vida para salvar a la patria durante la guerra contra Estados Unidos.

En la Ciudad de México se realiza un desfile con la armada y en el Castillo de Chapultepec se hace una ceremonia con cañones para recordar a los "Niños Héroes". En las demás partes del país se conmemora con ceremonias cívicas.


Más…

Los cadetes que defendieron El Castillo de Chapultepec el 13 de Septiembre de 1847, fueron más allá de lo común y del cumplimiento de su deber. A la luz del Derecho Internacional, las escuelas militares son consideradas No-Combatientes. Más aún, algunos de los cadetes eran todavía unos niños.

Cuando el ejército norteamericano, comandado en jefe por el General Winfield Scot, iniciaba el ataque al Castillo de Chapultepec el 13 de Septiembre de 1847, el General Monterde ordenó a los cadetes que abandonaran el Castillo, sede del colegio y que se reintegraran al seno de sus familias. Los cadetes rehusaron a abandonar el Castillo, recinto de su escuela, plenamente convencidos de que su determinación implicaba el sacrificio de sus vidas y permanecieron allí, impávidos ante la muerte que avanzaba para escribir una de las páginas más gloriosas de la historia Mexicana. Por ello debemos considerar a estos pequeños soldados como los héroes más limpios, los más puros ejemplares de nuestra Patria.

Hemos de enfatizar un hecho importante: aunque solo mencionemos entre los héroes a los cadetes que rubricaron su gesto magnífico con el sacrificio de sus vidas, la verdad es que merecen cabalmente el calificativo de héroes todos cuantos estuvieron presentes, hayan resultado muertos, heridos o ilesos. En esta batalla, muchos más, junto con el director de la escuela, el General Monterde, fueron hechos prisioneros por el enemigo.

La patria Mexicana agradecida los recuerda en las páginas de la historia y los Mexicanos les cantan a la Patria y a ellos en las estrofas del himno nacional:

"Para ti las guirnaldas de oliva,
un recuerdo para ellos de gloria,
un laurel para ti de victoria
y un sepulcro para ellos de honor."

Puedes ver un breve apunte biográfico de cada uno de los 6 Niños Héroes en...
Recordando a Los Niños Héroes de México.

Recopilado, en su mayoria, en:

Día de los Niños Héroes , Guia de San Miguel
Niños Héroes , Wikipedia


Útil saber que:

Estados Unidos logra la anexión de Texas en 1845, y siguiendo una política expansionista, extiende sus límites hasta el río Bravo?

En defensa del territorio nacional, las fuerzas mexicanas detienen a una patrulla americana cerca del río Bravo y de esta manera México aparece como agresor, por lo que Estados Unidos le declara la guerra en julio de 1846?

Se sostiene la primera lucha en el norte de México, las fuerzas mexicanas se dispersan y Santa Anna abandona los campos de batalla durante las negociaciones?

Gómez Farías provoca revueltas al interior del país, mientras los jefes norteamericanos aprovechan el desconcierto mexicano para apoderarse de Nuevo México, San Francisco y Ciudad Juárez?

El General Scott ocupa Veracruz y obtiene del general Juan Morales una rendición negociada el 29 de marzo de 1847?

Antes de que los invasores llegaran al Castillo de Chapultepec, se libraron varias batallas:

• El 18 de abril, en Cerro Gordo, Santa Anna fue derrotado.
• En agosto las fuerzas mexicanas son nuevamente vencidas en Padierna.
• Otro combate se efectuó en Churubusco, cuya defensa estaba en manos del general Pedro María Anaya, quien tampoco pudo impedir la victoria de los norteamericanos?

Los invasores arriban a Chapultepec, plaza defendida por el Batallón de San Blas, al mando del General Bravo, el Coronel Xicoténcatl y los cadetes del Colegio Militar?

Estos últimos murieron después de la intensa resistencia presentada, el 13 de septiembre de 1847?

Por último, los defensores de las garitas no pudieron evitar que los americanos se apoderaran de la capital al día siguiente?

Como resultado de esta guerra, a las pérdidas humanas, México hubo de sumar el quebranto de más de la mitad de su territorio: Texas, Arizona, Nuevo México y la Alta California?

En el bosque de Chapultepec de la ciudad de México se encuentra el monumento que inmortaliza a los Niños Héroes, quienes ofrendaron sus vidas defendiendo al país en contra la invasión norteamericana?



Voces en contra:

Niños Héroes: mito o realidad

Sabías que... Murió por la Patria





Sea falsa o verdadera, mentira o la mas genuina historia de valor, sean exactos o trucados, verídicos o mitos bien elaborados, lo que siempre valdrá la pena es mantener viva la remembranza por ellos, pudo ser que Juan Escutia jamás se envolvió de sangre con la bandera nacional, y que nunca se arrojó desde lo alto prefiriendo la muerte en un abismo que entregar el lábaro patrio en manos enemigas, pero hay que aceptar que hazañas como esas alimentan, al menos, el espíritu infantil, y pueden abrir la esperanza en los mayores, tanto como lo alimentarían las épicas hazañas de los griegos, romanos, las bíblicas, mayas, aztecas, o hasta los cuentos de Andersen, Dickens, los relatos de Marcopolo y las Homéricas epopeyas.

Así se reza en su memoria los 13 de Septiembre:

Juan de la Barrera, murió por la patria!
Juan Escutia, murió por la patria!
Francisco Márquez, murió por la patria!
Agustín Melgar, murió por la patria!
Fernando Montes de Oca, murió por la patria!
Vicente Suárez, murió por la patria!


Un poema de Amado Nervo lo lees en Divagaciones Amigas, enalteciendo a LOS NIÑOS MÁRTIRES DE CHAPULTEPEC..

1 comentario:

Dos Destinos: Seda y Humo dijo...

Cada vez que leo una historia sobre niños que son recordados como heroes ya sea por defender su patria o su familia, se me hace un nudo en la garganta y mucho mas con este relato el cual has hecho de una manera muy emotiva y muy bien narrada para tu gordita.
Es como dices..ya sea que sea mito o realidad, lo importante es seguir manteniendo los valores en nuestros niños porque cada día se pierden mas y mas y no tienen patrones de conducta a seguir, convirtiendoles en seres mas mecanizados y ahora hasta ciberneticos...no creo que en el futuro puedan escribir algo sobre alguna computadora que le salvo la vida a su chateador y mucho menos a un país pero...se ve de todo en este mundo, asi que no me extrañaria nada que estas maquinas de tanto estar con los humanos logren adquirir sentimientos y emociones...I Love my machine..y ILy