sábado, 7 de abril de 2007

AMOR DESPUES DE LOS 40

Según algunos expertos en la materia, es después de los 40 años que la mayoría de las mujeres despertamos sexualmente y somos capaces de entregarnos no solamente por amor como lo hacíamos a los veinte, sino por el deseo del acto en si, ya que no existen obligaciones que nos repriman en disfrutarlo ni prejuicios por la sociedad. A esta edad tenemos mas tiempo para dedicarlo a nosotras mismas y a cumplir nuestras fantasías ocultas por el temor producto de la corta edad.
Claro que se dice que también en esta época es cuando las relaciones se hacen mas profundas y de mayor calidad pero que pierden su frecuencia y disminuye la cantidad a cambio de la calidad...eso dicen, pero...¿Porque entonces yo siento deseos las 24 horas del día?...¿Porqué en mi caso no ha disminuido para nada ese deseo de expresar todo este calor interno?
La respuesta es muy fácil...me enamoré de un hombre menor que yo y con su vitalidad y energía alimento de nuevo mis deseos mas fuertes llevándome a sentir joven de nuevo. Con él experimento, exploro, pregunto y me voy liberando de todos mis prejuicios... Descubro sensaciones desconocidas, no sólo en el aspecto sexual, sino también en el terreno emocional.
A pesar de que después de los 40 debería manifestar mi deseo de una manera mas tranquila y tener unas relaciones sexuales más espaciadas, lo que siento es que brota mi sexualidad por todos los poros y siento que llego al erotismo cada vez que estamos juntos. Y es que él, con sus menos años que yo, sabe como desbordar mi dualidad de niña-mujer (en mi caso no se debería llamar dualidad, sino muchualidad) y me hace sentir de todas las maneras posibles, unas veces sumisa, para despertarle su interés por mis modos indefensos y femeninos y otras veces salvaje y consciente de lo que deseo, sin parar hasta obtener mis objetivos.
Con él puedo hablar de mis gustos, necesidades, fantasías y él a su vez me complace dejándome realizar las suyas, y es que sus letras vuelan sobre el teclado como caricias sobre mi piel cada vez que escribe las mil y una manera como me ama...
Si..., esta relación no tiene 3 dimensiones, pero va mucho mas allá que eso. No tiene vértices ni aristas que la encasillen, es mucho mas que profunda, porque no solo tiene un lugar en el espacio sino también tiene tiempo, un tiempo que juega con nuestro deseo al hacer sentir que una hora cada vez tiene menos de 60 minutos, en donde cada vez su intensidad va en aumento haciendo que al final sea la relación perfecta.
Nuestra relación mejora cada vez y existe un abanico interminable de posibilidades para creer que algún día dejará de ser como es y sufrirá una transformación favorable y todo gracias a un secreto... el secreto está en ir experimentándolas sin prisas, un paso a la vez...con calmas, y sobre todo con la confianza de que cada uno de los dos está ahí por la única razón de que existe el otro.
Por eso digo que eso del amor a los 40 solo es psicológico ya que a los 20, 30, 40, 50 o mas, el amor sigue siendo amor, con todo y sexo incluido y lo único que importa es poder encontrar quien es la persona que lo genera, lo cuida, lo alimenta y lo hace crecer.