jueves, 6 de diciembre de 2007

Para mi la navidad tiene un significado muy especial., y es que siempre me ha encantado la navidad, sentir esa sensación en el pecho al buscar los regalos para cada una de mis personas especiales, cumplir con el rito anual de colocar los adornitos, bambalinas, el arbolito, el pesebre, la envoltura de regalos aunque me queden como una “hallaca” mal amarrada, arrancar una sonrisa en la cara de los que amo, y sobre todo de aquellos para los que la navidad ha perdido su toque mágico.
Este año lo he sentido con mucho mas gusto al empezar la búsqueda de los regalos y adornar el colegio donde trabajo, comprar nuevos adornos para seguir la tradición de que cada año se compra algo nuevo, y también he sentido mucho placer al adornar los blog que con gran esfuerzo de tiempo hemos tratado de mantener con vida mi mexiamorcito bello y yo.
Este año, se ha ido intensificado mas el trabajo al transcurrir los meses, las horas de visita son mas cortas y los días separados son mas largos, metidos en nuestras labores de la calle y de la casa, pero aún así seguimos buscando el tiempo que hace falta para lograr seguir divagando en estas noches tan mágicas de encuentros.
Pero se acerca ya la navidad y se va percibiendo mas ese gustito a pan de jamón y hallacas, Ahora que las cosas se han tranquilizado un poco después del tan mencionado referendo que nublaba el clima festivo, todo ha vuelto a la calma y hay tiempo de proseguir con el ritual de gastar las utilidades generadas en un año y que dura escasos días en el bolsillo.
Para todos aquellos que la navidad llega con cierta melancolía y que no les hace disfrutar de lo bueno que ofrece les dejo una cajita de regalos en donde lo que van a encontrar es una cantidad de cositas que pueden hacer que las cosas cambien…
Lo primero que deben buscar es la foto imaginaria de cuando tenían 5 años y despertaron corriendo para buscar bajo el arbolito su regalo prometido, luego si eso no les hace cambiar sigan abriendo el álbum de fotografías y vayan a ese día donde recibían un pequeño pero gran regalo de parte de aquel primer amor de juventud. Todavía no sienten nada?..sigan buscando..mas adelante encontraran una en donde ya mas grandes se reunían con amigos de colegio a bailar y parrandear..dejen que la música de esos años lleguen hasta sus oídos y si eso ha quedado muy lejos miren los ojos de sus hijos en esa noche abriendo paquetes y paquetes con la sonrisa pintando su cara o sus nietos..en alguna parte podrán recuperar la emoción que producía el esconder regalos o el abrirlos..abran su corazón y llénense de ese aire tan dulce que no les quepa en el pecho y piensen…busquen…que persona esta esperando recibir algún presente de parte suya?... o en caso extremo, si esta solo y no tiene con quien compartir esta fecha, deje de ser como el viejo Scrooge.
Compre un regalo..o dos, y vaya a algún lugar donde otros niños con un destino peor al suyo esta esperando por usted o acuda a una de esa organizaciones que se encargan de hacer esta navidad especial para aquellos que no tienen los recursos….no esperes…levántate de esa silla …hay muchos niños que también esperan por alguien que les devuelva una sonrisa y que les haga entender el significado de lo que escribió el Director de aquel periódico del New York Sun en 1897 ante la pregunta de un niña..
¿Existe Santa Claus?
Santa Claus existe, tan seguro como existe el amor, la generosidad y la compasión. ¿Cómo podrías no creer en él? ¡Qué horror! ¡Tampoco podrías creer en las Hadas!
¿La Fe es real? ¿Y la Gloria? ¿Y que hay de la Magia de un recién nacido? ¿Es real?
Claro que Santa Claus existe, y gracias a Dios que existe. Y ojalá exista siempre para alegrar los corazones de la infancia.
(Relato completo en http://www.solonosotras.com/especiales/navi-santa_edit.htm)
Feliz Navidad para todos aquellos amigos del mundo Bloguero y para aquellos que no lo han hecho…que este año nuevo que empieza sea de nuevas metas, nuevos logros y que podamos seguir escribiendo desde estas líneas nuestras divagaciones nocturnas